Asociación InsProject

Carta de Presentación

Hemos podido comprobar a lo largo de las últimas décadas como ha ido evolucionando nuestro sistema tanto social, económico, así como también cultural. En esta evolución, se han visto perjudicados un grandísimo número de colectivos o grupos sociales debido a que a medida que han pasado los años, el ser humano se ha caracterizado por estar dedicado mucho más al individualismo.

Esto ha provocado en ciertos sectores de nuestra población un alarmante aumento de la vulnerabilidad y del incumplimiento de ciertos derechos que como seres humanos nos pertenecen a todas las personas por igual. Es de vital importancia que, aquellas personas que se ven afectadas en nuestra sociedad por el simple hecho de ser quienes son comiencen a tener más oportunidades de crecimiento, inclusión y por supuesto, gocen de una nula discriminación.

En relación a esto, colectivos como el de las personas con discapacidad y por consecuencia sus familias, son un claro ejemplo de cómo se ven vulnerables a la evolución que ha ido teniendo nuestro sistema. De este modo, propuestas como la que se presenta mediante la Asociación InsProject, y mediante otras muchas entidades, intentan reparar y mejorar dichas vulnerabilidades.

Y, si además de ello, dichas propuestas consiguen que el alcance que tengan sea a un número amplio de personas estaremos sin duda ante un cambio en nuestro paradigma de funcionamiento, ya que no se trata simplemente de sentirse mejor, sino del hecho de que todas las personas que formamos parte de esta sociedad tengamos los recursos necesarios para poder realizarnos a nosotras mismas y para tener las mismas posibilidades de crecimiento respecto al resto.

Desde la Asociación InsProject creemos firmemente que, mediante la educación, la cultura y el deporte podemos acercarnos a este crecimiento y por ello queremos integrar en nuestro funcionamiento estas tres habilidades tan necesarias como básicas. Debemos pensar que, si queremos que la vida de las personas tenga una mínima calidad, no es posible que se obstaculice el acceso a estos recursos y sobre todo desde una temprana edad, pero para muchos otros casos, también en la adultez.

Tras estas primeras reflexiones, en el plano personal, la razón por la que he decidido llevar a cabo un proyecto como este, es porque tras más de 25 años dedicados al mundo del baile y la danza (10 veces finalista en Campeonatos de España de Baile Deportivo, Subcampeón de España 2017), y 15 de ellos además como docente, he comprobado como parte de un proceso natural, como el baile y la música en general, tiene un efecto positivo en cada persona que la realiza, mejorando sus capacidades tanto físicas como emocionales.

A lo largo de todos estos años, he sido testigo en primera persona de cómo puede evolucionar y mejorarnos la vida cuando realizamos una actividad en la que, definitivamente, podemos sentirnos libres. Para mí es un hecho que la música y el movimiento unen a las personas, por muy distintas que sean en su forma de pensar o sentir. Se crea un ambiente en el que incluso personas que no hablan el mismo idioma pueden comunicarse mediante un lenguaje universal como lo es la expresión en sí misma.

En la Asociación Insproject, además de realizar actividades de carácter lúdico y deportivo, se integran también algunos de los recursos proporcionados por la Terapia Gestalt. En este aspecto, la parte terapéutica del proceso, que se ha ido desarrollando a lo largo de los años en los que ha ido avanzando mi formación, tanto como alumno, así como también, como docente, forma parte fundamental de todo el proyecto, dado que es necesario que en la medida de lo posible, las personas que realicen las actividades obtengan un número mayor de recursos a nivel emocional. En mi faceta como profesor, he podido poner en práctica todas aquellas herramientas que me han permitido comprobar y validar el método a llevar a cabo en este proyecto y en el que creo incondicionalmente.

Otra de las razones por las que comenzó la andadura de este proyecto, es porque existen ciertas disciplinas, como es el caso del baile (o el movimiento en expresión corporal), que no se han utilizado lo suficiente en personas con discapacidad. No se trata de simplemente mover el cuerpo, hacer deporte o activar la musculatura. Se trata de hacerlo con una finalidad que realmente se integre en la parte emocional de cada persona y esto ayude a su día a día en la gestión de sus habilidades comunicativas y emocionales. Se trata de que mediante la práctica de la actividad se produzcan beneficios realmente palpables en sus rutinas.

Por otro lado, este proyecto es también parte de mi propia evolución como persona. He descubierto que el verdadero significado de la persona docente o terapeuta reside en el hecho de poder compartir, mediante un lenguaje que cada alumno o alumna y/o paciente pueda comprender, y simplemente ser un acompañante en el proceso individual de cada persona. No se trata de dar la solución a cada persona, se trata de ser lo suficientemente competente como para poder ofrecer y aportar a la persona a la que sea destinada la actividad, los recursos y habilidades necesarias para que sea ella misma quien encuentre su propia resolución. El baile y movimiento corporal, son prácticas saludables para la mente y el cuerpo, la terapia busca curar a las personas; la Asociación insProject reúne ambas cualidades y las replantea en un nuevo formato.

Inspirar a las demás personas a ser quienes siempre quisieron ser, a empoderarlas y a hacerles recordar que todo lo que realmente necesitan está en sus propias manos es lo que ha motivado a que un proyecto como éste sea creado y por supuesto a que sea posible mediante su evolución hacia crear esta asociación. La inspiración es aquello que nos mueve y nos invita a realizar lo que nos apasiona. Es todo lo que podemos compartir entre las demás personas y lo que nos hace evolucionar, llegando a la conclusión de que, cualquier persona posee unas cualidades únicas que puede ofrecer al resto del mundo para un beneficio común.

Mi mayor deseo es que esta Asociación pueda ayudar a muchísimas personas y que sea un lugar de encuentro, reconocimiento y visibilidad de un colectivo que tiene mucho por aportar. Que podamos aprender unas personas de las otras y con ello enriquecernos. Y, sobre todo, que quien forme parte de la misma, se sienta libre al expresar con el cuerpo todo aquello que a veces con las palabras no es suficiente.

Adolfo Pablos – Presidente y Fundador de la Asociación InsProject.